Búsqueda de blogs
Categorías del blog

¿Pamela o tocado?

Segundo capítulo de la serie de consejos para vestirse para ir a un evento. Pretendía hacer un artículo completo sobre pamelas y tocados, pero me perdonareis, esta semana tengo poquito tiempo (estoy de exámenes) y me he quedado en las pamelas. Prometo no tardar en escribir sobre los tocados.




Hoy por hoy la mayoría de las opiniones sobre cuándo llevarlas tienden a romper el protocolo establecido, pero la verdad, el protocolo en este caso se basa más en la practicidad que en otra cosa, así que yo creo que es de sentido común hacerle caso: la pamela se debe llevar exclusivamente en eventos que tengan lugar por la mañana o a mediodía, siempre que no llueva -puesto que su función es cubrirnos del sol- y sin gafas de sol -ya vas suficientemente protegida-.  Por supuesto, no se coordinan nunca con vestidos largos sino de coctel. El estilo del vestido ya es a tu elección.



Los materiales que se utilizan para las pamelas se eligen en función de la époc
del año: fieltros o lanas en  invierno, rafias y sinaís en primavera y verano. Éstas últimas son más favorecedoras para todo el mundo porque aportan ligereza al conjunto. Se pueden llevar adornadas bien con alguna flor o con un penacho de plumas. Los adornos que elijamos para nuestra pamela sólo dependen de la personalidad de cada una, más discreta o atrevida. Otra cosa es la forma de la pamela, que sí debemos elegirla acorde a nuestro rostro: alas más grandes se pueden permitir los rostros ovalados o redondos. Si tu rostro es alargado o cuadrado, o tienes los pómulos más angulosos, te verás más favorecida con alas más cortas o con pamelas que tengan forma de sombrero, aunque las pamelas con forma de sombrero no se suelen elegir para gente más joven, porque dan un aire más serio al conjunto. No te recomiendo llevar una pamela si acudes a un evento con niños pequeños. Puesto que no te quedará otro remedio que estár pendiente de ellos la mayor parte del tiempo, no vas a estar cómoda, con lo que acabarás quitándoltela y tu aspecto no tendrá ni un bonito sombrero ni tampoco un peinado cuidado.



¡Ojo! si eres de baja estatura mejor opta por un tocado, y si tienes antojo de pamela, ponte una que sea pequeña, a ser posible con un penacho de plumas alargado en vez de una flor. Para esta situación combínala siempre con un vestido de lineas rectas y sin estampados, que estilice tu silueta, y completa tu look con un bolso pequeño tipo clutch en la mano (no colgado) y atención, truco: puedes añadir un chal con mucha caída e incluso flecos en la misma mano del bolso, para crear un efecto de piernas más largas.



Me queda nada más advertir que la pamela, al igual que el tocado, no debe quitarse en ningún momento durante la celebración: ni en la ceremonia religiosa o civil, ni después durante el banquete ni el baile. Con una excepción: si el ala de tu pamela es tan larga que incomoda a tus vecinos de mesa, la puedes quitar durante el banquete. Un consejo: con una pamela o sombrero puesto no es lo más conveniente ni cómodo dar un beso para saludar, así que procura extender la mano antes de que nadie ponga la mejilla!!!



Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter para estar al tanto de todas las novedades y promociones

SÍGUENOS EN INSTAGRAM
No se puede conectar a Instagram o no tienes permisos para obtener medios de Instagram.
Sin contenido

Mi cuenta

HOJARASCA

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse